No nos pierda el hilo

Pedaleamos todo el día, y la verdad, muchas noches.
Hilvanamos sueños ajenos con puntadas nuestras.
Trazamos y cortamos ideas a la medida del cliente.
No tenemos patrones y no tenemos moldes.
Hacemos pasar camellos por los ojos de las agujas,
y le hallamos la punta al ovillo.
Y es que tenemos una máquina de ideas
que pega botones, baja la fiebre
y está lista para usted.
No nos pierda el hilo.